Mamá Recién Estrenada

1

1105

¿Eres una Mamá Recién Estrenada? Seguramente has sentido sentimientos ambivalentes. Por un lado, una alegría inmensa de tener a tu pequeño entre tus brazos y por otro, un miedo incomprensible, ante la gran responsabilidad que implica la vida de un hijo.  “¿Cómo se cuida a un bebé?” Te estarás preguntando. Además, que deberás adaptarte a una nueva dinámica familiar, es un cambio muy importante.  ¡Ya nada es igual!

Quizás la ayuda de tu mamá, suegra, hermana, o cualquier mujer de tu familia sea algo que mucho agradezcas, o también puede ser que a veces no sepas cómo decirles ¡qué no ayuden tanto! Es complicado, pero en algún momento te quedarás sola con tu bebé. Ya sea que lo sientas como un alivio o una carga. No te preocupes. Poco a poco tu instinto materno irá despertando. ¡Confía! Aprenderás a ser madre, a la par del crecimiento de tu hijo. No te juzgues, seguramente cometerás errores, pero ¿quién nace sabiendo?

Lee el artículo: Consejos No Pedidos Después del Nacimiento de tu Bebé

Algunas sugerencias que pueden serte útiles:

  1. Infórmate sobre cuidados natales. Existe mucha información tanto en libros como en el mundo virtual. Visita nuestra sección Bebés
  2. Aliméntalo con leche materna en la medida de lo posible. Esto además de nutrirlo, creará un vínculo emocional muy profundo.
  3. Mantente en comunicación constante con el pediatra.
  4. No dudes en pedir ayuda cuando sientas que no puedes.
  5. Organízate, crea una rutina para el bebé. Por ejemplo: bañarlo a la misma hora, todos los días.
  6. Si bien, el cuidado del bebé requiere 100% de tu tiempo, trata de descansar cuando te sea posible.
  7. Dale tiempo a tu cuerpo de recuperarse, sé paciente contigo misma.
  8. No te abrumes con quehaceres que no sean prioritarios.
  9. Trata de “escaparte” un rato con tu pareja, de vez en cuando para que su relación se enriquezca con la llegada del bebé y no al contario.
  10. Recuerda que las mujeres que fueron madres antes de ti, allanaron el camino. Estás protegida de una manera arquetípica.

Habrá momentos en los que te llenes de dudas y cuestionarás tu capacidad de ser una buena madre, también es normal. No te enganches creando historias en tu mente, simplemente respira. Conéctate al momento presente y disfruta a tu bebé. Conforme pasen las semanas, te sentirás más segura y capaz de cuidarlo.

Artículo escrito por: Vianey Lamas.

Escritora independiente.