Cómo Elegir El Nombre Del Bebé

Elegir El Nombre Del Bebé

1

19354


Elegir el nombre del bebé puede ser una verdadera pesadilla y más cuando todas las personas dan sugerencias y no podemos decidirnos.

Una buena forma es comprar un libro de nombres para bebé, pero a menos que tengas mucho tiempo para leerlo podrás elegir y es muy probable que después de leer muchos nombres te vuelvas a conflictuar.

Una forma de elegir el nombre es “hablando con tu bebé”. Algunas mamás aseguran que el bebé puede comunicarse con ellas y les ha funcionada en la elección del nombre del bebé, pero puede tardar varios días en darse una respuesta. Platica con él o ella y pregúntale cuál nombre le gustaría tener. Algunas mamás podrán recibir la respuesta en ese momento, otras en algún sueño o cuando estén realizando alguna rutina, de la nada surgirá un nombre.

Otra opción es que pidas a los más cercanos a ti y a tu pareja les digan solo 1 o 2 nombres basándose en los gustos de los futuros papás. Las personas que ustedes elijan deberán de conocerlos muy bien para poderles sugerir. En base a los nombres que salgan elijan el que crean que le queda a tu futuro nene o nena.

Algunos papás deciden poner el nombre de algunos de los abuelos o bisabuelos; pueden poner dos nombres escogiendo el del abuelo paterno y materno (o abuelas) y así no herir susceptibilidades. Aplica de igual modo cuando se elige el nombre de entre algún otro miembro de la familia.

Otros papás han comentado que para evitar favoritismos entre amigos y familiares evaden los nombres que ya existen entre estos.

También existen quienes deciden seguir un mismo nombre por generaciones, convirtiendo el nombre del futuro niño en una tradición, obviando que en cada generación hay un primogénito con el mismo nombre. En algunas ocasiones ponen después del nombre una numeración como “Segundo, Quinto, etc”.

Otra buena forma es decidir entre nombres que te hagan sentir “algo” (generalmente positivo), como cuando recuerdas a tu mejor amiga de la infancia que nunca más volviste a ver, o una persona que siempre fue amable contigo o con tu familia y como agradecimiento a su memoria puedes poner su nombre a tu hijo.

Por otro lado está la opción de poner un nombre de tu religión, esto facilita mucho las cosas ya que la mayoría de esos nombres te serán conocidos y van de acuerdo a tus creencias.

Puedes sacar nombre de la literatura griega, de novelas históricas y hasta de películas, solo evita nombres ficticios que denoten personajes que no tienen nombres reales como Robocop o Terminator.

Otra fuente para sacar nombres es la naturaleza, nombres indígenas de tu país o de algún artista famoso.

Lo que debes de evitar:

  • Evita combinaciones de nombres que generen un doble sentido o confusión
  • Los nombres de personajes ficticios que sabes que fueron inventados solo para esa historia y que no existen en ningún otro libro o película.
  • Los nombres tan exóticos o difíciles de pronunciar ya que será muy difícil para tu hijo que otros niños lo llamen correctamente. Incluso cuando escriba su nombre por primera vez le gustará más que lo escriba correctamente a que escriba lo que cree que es.
  • Los nombres que son lo contrario de lo que tus hijos son por ejemplo: Blanca cuando tu niña es muy morena, eso puede ser motivo para que algunos niños molesten al tuyo.
  • Eviten el nombre de un “Ex”, a nadie le gusta que le estén recordando los nombre de las antiguas parejas sentimentales.
  • Los nombres muy populares o de moda pueden ser muy adecuados a tus hijos en el momento pero cuando veas que en el salón de clases de tu hijo hay 5 niños con el mismo nombre tal vez ya no sea tan “lindo” como creías. A algunos padres no les importa que eso suceda pero muchos padres han confesado que hubieran preferido que sus hijos fueran únicos con ese nombre. Busca nombres más originales o clásicos en vez de modernos.

Una vez que tengas el nombre colócalo junto a los apellidos que le corresponden a tu hijo y revisa varias veces si no existe alguna manera de que otros le creen un apodo o sea motivo para mofarse o molestarlo. También busca cómo serías las iniciales de su nombre para registros gubernamentales como en el caso de México el RFC o CURP.

Piensa en lo que sentirá tu hijo cuando conviva con otros. Algunos niños pueden ser muy crueles de manera inconsciente y generar apodos en base a su nombre y burlarse de ellos, ten cuidado con los nombres que eliges. Si tu pareja y tu están completamente de acuerdo con el nombre que eligieron y revisaron que no sea motivo de burla o de vergüenza para él o ella. Entonces tu hijo se sentirá orgulloso de su nombre.

Artículo escrito por: Martha Aline De la Fuente

Mtra. Consultora en Imagen Pública